REGRESAR A SENTENCIAS

REGRESAR A PORTADA

CABLES DE ALTA TENSIÓN

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid
(16 de febrero de 1998):

 
ILMO. SR.:
  La fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en representación del M14 Fiscal, al amparo de lo establecido en los Art. 30, 31, 35, 68 y concordantes de la L.O. 30/92, de Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Comun, para el debido ejercicio de las funciones establecidas en el art. 3 de su Estatuto Orgánico, ante V.I. EXPONE:
 1.Existe en los últimos tiempos, en todas las sociedades avanzadas, una intensa preocupación en cuanto a la proximidad de las líneas de alta tensión a viviendas, áreas evidenciales y educativas.
 La lógica prudencial en la que se definen las conclusiones y estudios científicos, no empece para establecer con absoluta rotundidad la obligación de los poderes públicos al apartamiento o, en su caso, enterramiento y desvío de las líneas a la distancia recomendable por las autoridades sanitarias; deber público, consecuencia directa de los derechos fundamentales a la salud, al disfrute del medio ambiente adecuado y a una vivienda digna.
 Porque no puede olvidarse, en este sentido, el carácter no voluntario de la exposición a los citados campos electromagnéticos, voluntariedad que, por el contrario define las restantes exposiciones a los campos electromagnéticos y que incluso, aquella exposición tiene todas las características de no deseada o forzada en los supuestos de elección de una vivienda en el contexto del término municipal de Madrid, por parte de las personas de rentas modestas.
 2. Se aportan, con el siguiente escrito, los resultados de las mediciones de los campos magnéticos, generados por las líneas de alta tensión en aquellas zonas del término municipal de Madrid en las que las viviendas y colegios públicos se sitúan en la práctica inmediatez de las torres, lo cual ocurre en las áreas definidas como:
 1 Zona Aravaca – Pozuelo
2 Zona Herrera Oria – Arzobispo Morcillo
3 Zona La Latina – Barrio de Aluche
4 Zona Hospital 12 de Octubre
5 Zona Villa de Vallecas
 Las mediciones han sido realizadas por el Instituto de Magnetismo Aplicado Salvador Velayos, de la Universidad Complutense de Madrid, con la colaboración de la Patrulla Verde del Excmo. Ayto. de Madrid, habiendo sido evaluados los resultados y efectuadas las recomendaciones pertinentes por el Instituto de Bioelectromagnetismo "Alonso de Santa Cruz" de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares, así como por el Servicio de Investigación y Biolectromagnetismo del Hospital Ramón y Cajal del Insalud.
Con abstracción de la situación concreta de viviendas y colegios públicos, una primera aproximación a los resultados refiere, que la propia configuración de todas las líneas de alta tensión generan campos electromagnéticos de apreciable intensidad en sus proximidades.
Si bien la situación de las cinco líneas evaluadas aconsejaría medidas a corto plazo en cuanto a las mismas, debe reseñarse por la especial intensidad de su campo electromagnético, la línea de alta tensión n14 4 (C/Hernández Requena, bulevar de la calle Tomelloso y parque Pradolongo) y la línea de alta tensión n14 5 (Puerto de Galapagar y del Congosto de la Villa de Vallecas).
En la línea n14 4 a su paso por el Parque Pradolongo, el campo electromagnético al pie de línea es aproximadamente del orden de 6 veces el del pie de las líneas n14 1 (Aravaca-Pozuelo), n14 2 (Herrera Oria – Arzobispo Morcillo), y n14 3 (La Latina – Barrio de Aluche). En el caso de la n14 5 (Villa de Vallecas), su intensidad al pie de la línea es del orden de 2,5 veces la media de aquellas.
La evaluación en abstracto de la intensidad cobra un enorme interés al situar los campos electromagnéticos en la planimetría oficial de las diversas zonas, a escala 1./2.000. (1/5.000 para Aravaca – Pozuelo) que se incorpora.
Sin perjuicio de aseverarlas con un mayor grado de precisión, cabría establecer las siguientes conclusiones:
 
a)      Todas las líneas evaluadas presentan, al menos en localizaciones puntuales de su trazado, alguna situación de viviendas que aconsejaría la intervención pública, bien mediante el desvío o enterramiento en condiciones de la línea bien mediante los pertinentes expedientes de expropiación y urbanísticos.
b)      Las dos situaciones, en cuanto a la intensidad de campo y al número de viviendas afectadas objetivamente más graves, vuelven a situarse en las líneas 4 y 5. En el supuesto de la línea 4, los altos valores detectados y la proximidad media de las viviendas, aconsejarían una intervención inmediata sobre la misma, en todo su trazado a lo largo de la calle Tomelloso y en su contacto con las viviendas de la calle Hernández Requena (debe significarseasimismo, que, tras su bifurcación al cruce del Parque de Pradolongo, uno de sus dos sublíneas parece situarse muy cercana al Instituto Meseta de Orcasitas situación que debería evaluarse en una próxima medición). En el mismo horizonte de gravedad –si no incluso superior al de aquellas- se encuentran las calles de Palazuelos, Sierra de Tortejada y el colegio público del que se aporta identificación afectadas por la línea 5. La alarmante proximidad a la línea de las viviendas y el patio del citado colegio público, aconseja una intervención inmediata en aquellas localidades.
c)      El número de viviendas afectadas por altos valores de intensidad de campos, no es, proporcionalmente, tan numeroso en las otras tres líneas evaluadas.
En cualquier caso, existen y deberá se acometerse su enterramiento en condiciones seguras o su desvío en este primer cuatrienio del desarrollo del Plan General.
Se reseñan las situaciones que exceden notablemente de las intensidades consideradas sanitariamente admisibles:
En la línea 1, las viviendas unifamiliares situadas debajo de la línea en las inmediaciones de su cruce con la Avenida de la Osa Mayor.
En la línea 2, el bloque n14 XIII de la calle Arzobispo Morcillo, el XV y sus colindantes de Alfredo Marquería y el solar –pendiente al parecer, de edificar, que cierra aquella calle, y colinda con las calles Fermín Caballero y Sangenjo.
En la línea 3, finalmente, los bloques I a XIII de la calle Seseña (correspondiente a los números 20 al 30 de la calle).
Sin perjuicio de que, en la práctica totalidad de los supuestos anteriormente descritos, el desvío o enterramiento de las líneas figura ya, como máxima o media prioridad, me permito encarecerle, el cumplimiento en su recto sentido de la Recomendación del Excmo. Sr. Defensor del Pueblo, velando por el urgente desvío o enterramiento –en las debidas condiciones de seguridad- o solución urbanística o expropiatoria puntual en las afecciones de las líneas antes descritas.
Por todo lo expuesto y en base a la legitimidad anteriormente indicada INTERESA:
Con inicio inmediato de los pertinentes estudios y trabajos técnicos en las cinco líneas referidas se proceda a acometer el enterramiento o desvío de las líneas interesadas en los tramos descritos, procediendo con el carácter de máxima urgencia a acometer el enterramiento –en las debidas condiciones técnicas- o el desvío de los tramos afectados por las líneas de alta tensión 4 y 5, desvío o enterramiento que debería de estar ya en ejecución en el primer cuatrienio de inversiones del N.P.G.O.U. de Madrid; procediendo, asimismo, al enterramiento o desvío de las otras tres líneas descritas en un plazo máximo de los dos primeros cuatrienios de inversiones del N.P.G.O.U. de Madrid.
En Madrid a 16 de febrero de 1998.
El Fiscal
 ILUSTRISIMO SR. CONCEJAL DE URBANISMO DE MADRID